Sin ttulo-1.png
Panorama logo final.png
Sin título-3.png
Fecha Amarilla.png

Naftas: preven una nueva suba por la actualizacion de impuestos

El incremento en surtidor, rondaría el 1,7%. Se trataría del segundo aumento en el mes luego del ajuste del 2,9% realizado el 5 de enero por el alza en los biocombustibles.
Los precios de las naftas podrían volver a aumentar en las próximas horas. Es que para hoy está prevista la actualización del impuesto sobre los combustibles, que se trasladará a los valores que los consumidores pagan en surtidor y que se suma al alza que el precio del crudo registró en las últimas semanas. Se estima que la suba promediaría el 1,7%. El monto de la actualización de los impuestos sobre los combustibles líquidos y el dióxido de carbono se calcula en base a la inflación minorista. En este caso, la que se acumuló durante el tercer trimestre del año pasado fue del 7,6%. Si bien la aplicación  es automática, fue postergada en ocasiones anteriores para evitar sumar presión sobre los precios de las naftas. De todas formas, las petroleras estiman aún un atraso en torno al 11% en los valores de surtidor, por lo que se espera que la secretaría de Energía permita la suba.
Dependerá, como suele ocurrir, de que primero lo haga YPF, quien concentra el 60% del mercado, y luego la seguirán el resto de las petroleras. De concretarse, sería el segundo incremento en lo que va del mes. El 5 de enero, YPF ajustó en promedio un 2,9% el precio de las naftas y el gasoil, como consecuencia del aumento a los biocombustibles. Previamente, el 15 de diciembre, la petrolera de mayoría estatal había aumentado 4,5%, al trasladar la actualización de impuestos. Otro factor que suma presión es el incremento que registraron en los últimos meses los precios internacionales de referencia. Por ejemplo, el barril de crudo Brent aumentó un 17% desde el 1 de diciembre: si las petroleras quisieran alinear los valores en el surtidor, debería darse una suba del 15%. Algo que, por cuestiones políticas y de demanda, no se realizará en el corto plazo. De hecho ayer, pese a abrir a la baja ante los nuevos confinamientos por el covid en China y el aumento de casos en Europa, los precios internacionales cerraron con ganan cias en un mercado expectante por un nuevo plan de ayuda en Estados Unidos que podría alentar el consumo de productos petroleros. Así, el barril de Brent para entrega en marzo trepó 0,64% a u$s 56,42 y el WTI creció 1,25% a u$s 53,37, en lo que significa su máximo desde febrero de 2020. En cuanto al consumo, según el informe realizado por la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), las ventas de combustibles líquidos durante el mes de noviembre estuvieron un 17% por debajo del mismo mes de 2019, previo a la pandemia. Desde el sector se esperanzan con que el incremento en la circulación por las vacaciones de verano ayude a recuperar el consumo. (Ámbito Financiero, Buenos Aires)

Fuente:

imagen_2020-11-13_185509.png