Panorama logo final.png

Neuquén busca afianzar una alianza energética verde con Chile

La ADI-NQN encamina las tratativas con autoridades del país vecino para exportar energía limpia desde el Norte neuquino y avanzar en un corredor de carga de vehículos eléctricos, en el sur.

Más allá del gas Vaca Muerta, Neuquén intenta afianzar una integración energética con Chile, a través de fuentes de generación de electricidad renovables y del impulso a la electromovilidad.

La Agencia de Inversiones de la provincia (ADI-NQN) tiene avanzadas las conversaciones con autoridades chilenas para, por un lado, exportar electricidad a través los proyectos de energías limpias que desarrolla en el Norte neuquino; y, por otro, generar un circuito de carga de automóviles eléctricos entre los destinos turísticos del sur provincial y el país vecino.

“Hemos mantenido reuniones de trabajo con la Comisión de Energía y con la Secretaría de Energía de Chile para ver si le podemos vender parte de la energía que generarán los proyectos renovables que desarrollamos en el Norte neuquino, aprovechando la subestación transformadora Entre Ríos de la ciudad de Chillán, que se encuentra a 160 kilómetros de Las Ovejas”, explicó a Más E el titular de la ADI-NQN, José Brillo.

La agencia tiene en marcha varios proyectos en la zona. Ya está en construcción la microcentral hidroeléctrica Nahueve, con financiamiento del Fondo Abu Dhabi, de Irena y del gobierno provincial, que tendrá 5 MV de potencia que dará confiabilidad al sistema eléctrico local. Se espera que esté terminada para 2022.

Mientras que a mediados de enero licitará la construcción de El Alamito, el primer parque fotovoltaico de Neuquén, que se emplazará entre Chos Malal y Andacollo, y que en una primera etapa tendrá 1 MV de potencia instalada. La idea de la ADI-NQN, que financiará la obra con fondos propios, es que esté en operaciones en la próxima primavera.

Un tercer proyecto que ya tiene los estudios de factibilidad, pero aún no tiene financiamiento, es la construcción de una planta de generación geotérmica piloto de 5 MV que utilice los endógenos en Domuyo, al norte de Varvarco. Su construcción demandaría unos 40 millones de dólares. Perol el yacimiento tiene potencial para instalar hasta 100 MV.

Además, el Norte neuquino hay proyectos para construir otras tres microcentrales: Los Guiones, Colomichicó y Butalón Norte.

En total esos proyectos aportarían unos 200 MV de energía limpia, que podrían captar el interés del país vecino en el marco de su política de descarbonización de su matriz energética.

Las autoridades chilenas pidieron detalles de las posibles tarifas de la energía, a la vez que ya iniciaron conversaciones sobre quién asumiría el costo de la construcción de la línea eléctrica de 160 km.

Los neuquinos consideran que debía ser una inversión compartida y que la línea debería ser de 500 kV por si en un futuro se concretan las grandes obras hidroeléctricas que desde hace años la provincia tiene en carpeta, como Chihuido I y II, Cerro Rayoso y La invernada.

Por otro lado, la ADI-NQN, dentro de su plan de electromovilidad, tiene avanzadas las tratativas con Chile para consolidar un circuito de carga para vehículos eléctricos. La agencia neuquina instalará 17 cargadores en localidades turísticas del sur. La idea es que el corredor se consolide en el lado chileno a través de Pucón, hasta Osorno.

Más allá de la alianza con el país vecino, el objetivo es “hacer una especie de autogestión de la energía eléctrica generada en Neuquén”, indicó Brillo. “Estamos pensando que esta energía limpia vaya a los grupos de consumo - ya sea del sector público o el privado-. Hacer un de cinturón dentro de la provincia y no estar dependiendo exclusivamente del Sistema Interconectado Nacional”, agregó.

Los proyectos van en consonancia con la meta de que en 2025 el 20% de la electricidad consumida en el país provenga de fuentes renovables, según establece la legislación nacional.

En ese sentido, otra iniciativa que impulsa ADI-NQN es la construcción de una planta de generación por biodigestores de 1,5 MV, en la meseta de Centenario, en el marco del proyecto de tratamiento de residuos sólidos urbanos de 8 municipios de la Confluencia.

En materia de energía eólica los avances ya son concretos, con la puesta en operación este año de Vientos Neuquinos, el primer parque de ese tipo en la provincia, con una potencia instalada de 100 MV.

Además se busca reflotar el proyecto Los Meandros-Cerro Alto, de la empresa china Envision, para construir una granja eólica en la zona de Challacó, y que está paralizado por problemas de financiamiento privado.

Fuente:

imagen_2020-12-06_164118.png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now