Sin ttulo-1.png
Panorama logo final.png
Sin título-3.png
Fecha Amarilla.png

Renovables: el viento ya no sopla fuerte para uno de los mayores fabricantes de molinos

La danesa Vestas recortó pronósticos financieros y los precios de las materias primas exprimen sus márgenes. El sector de las turbinas eólicas está golpeado por los mayores costos y las limitaciones de la cadena de suministro.
El grupo Vestas, de Dinamarca, recortó sus perspectivas de beneficios e ingresos para el año completo. Es el último fabricante de turbinas eólicas que rebaja sus proyecciones, a medida que el sector es bofeteado por los elevados precios de las commodities.
El grupo, uno de los mayores fabricantes de turbinas eólicas, anunció que su facturación año completo sería de 15.500 M a 16.500 M de euros, una rebaja de su guía anterior, de 16.000M a 17.000M, con subyacentes márgenes de beneficio del 5/7%, contra el 6/8% de su pronóstico previo.
Henrik Andersen, el CEO del grupo danés, dijo que las restricciones relacionadas con la pandemia y los límites de la cadena de abastecimiento también fueron factores significativos detrás de un primer semestre "más lento de lo previsto", según reconoció el ejecutivo, al anunciar los resultados de la compañía.
Mencionó las congestiones fuera de los puertos y los costos de transporte más altos. Agregó que la situación, en algunos mercados, se volvió "incluso, más desafiante" en el segundo trimestre que en el primero, cuando los resultados del grupo también estuvieron por debajo de las expectativas. Los puertos del mundo están enfrentando la mayor disrupción en 65 años debido a la pandemia, con más de 350 barcos cargueros actualmente haciendo cola.
La rebaja de Vestas se suma a una imagen de creciente presión sobre los fabricantes de turbinas, después de que su rival Siemens Gamesa, el mes pasado, difundió su segundo profit-warning de este año, en el que le echó la culpa a los crecientes precios de los materiales, como también los mayores costos asociados con un nuevo producto.
El acero es uno de los mayores costos para los fabricantes de turbinas. Los precios del acero en los Estados Unidos crecieron 76% este año, a medida que la economía global se recupera del pozo de la pandemia y las acereras pelearon para incrementar su abastecimiento. China, que produce la mitad del acero del mundo, también señaló que quiere cortar sus despachos en la segunda mitad del año.
Muchos fabricantes de turbinas -entre ellos, Vestas- se vieron forzados a elevar sus precios este año, como resultado de mayores costos de las commodities, a pesar de que Andersen dijo que no era fácil de cuantificarlos, ya que depende de los lugares de los que los componentes de las turbinas fueron despachadas.
Él insistió, no obstante, que la demanda para las turbinas de Vestas se mantuvo fuerte. El valor de su backlog de órdenes de molinos eólicos y acuerdos de servicios se mantuvo en 48.100 M de euros para fines de junio, 13.000 M arriba que en el mismo punto de 2020. El CEO urgió a los hacedores de política económica a acelerar la instalación de nuevos proyectos de energía eólica a la luz de un crudo informe de esta semana, de más de 230 climatólogos que advierten que el mundo alcanzaría 1,5 grados de calentamiento frente a los niveles pre-industriales durante los próximos 20 años. (El Cronista, Buenos Aires)

Fuente:

imagen_2020-11-13_185509.png