Historia del Petróleo en Latinoamérica

historia del petroleo

Las realidades a nivel energético de los países que integran la región latinoamericana son realmente muy contrapuestas. Teniendo en cuenta esto, la misión de encarar la historia del petróleo en la zona debe efectuarse obligatoriamente separando el trabajo en las distintas naciones.

Por consiguiente, vamos a desarrollar los datos existentes con respecto a la historia hidrocarburífera de algunos de los países más importantes de la región en el sector petrolero y gasífero. En ese sentido, puede destacarse a Venezuela, México y Brasil como los países claves del sector hidrocarburífero en general en la región, más allá del valor estratégico de Bolivia en lo concerniente al gas.

En este marco, es indudable que Venezuela y México han sido, hasta el momento, los protagonistas más importantes en cuanto a la producción hidrocarburífera en América Latina. Las historias de ambos países han marcado fuertemente la realidad energética de toda la región. Sobretodo en los últimos años, ha crecido en importancia la participación de Brasil, hasta convertirse en otro de los actores primordiales .

Venezuela

La verdad es que Venezuela conoce al petróleo desde el comienzo mismo de su historia como país, ya que en 1799 Alejandro Humbolt encontró un manantial de petróleo en la Península de Araya. Sobre 1839 ya se encaran las primeras investigaciones sistemáticas sobre el particular.

En Venezuela se comenzó a explotar petróleo a partir del 1875, y en base a un accidente. Luego de un terremoto, comenzó a surgir petróleo en grandes cantidades por una grieta producida en la tierra, en el estado de Táchira. Es así que el propietario de las tierras donde se ubicaba el espontáneo yacimiento formó la primera compañía petrolera venezolana con producción comercial, bautizada “Petrolera del Táchira”.

Sin embargo, recién en 1922 se inicia en Venezuela la explotación petrolera a gran escala. Mientras tanto, en 1946 se concreta el primer ordenamiento legal sobre la conservación y utilización del gas, iniciando su uso racional como combustible y materia prima. Sobre 1960 se funda la Corporación Venezolana de Petróleo.

En ese mismo año hace su ingreso al mercado la firma Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA), que actualmente gestiona en forma estatal (en asociación con privados en algunos bloques) la explotación de los yacimientos venezolanos. Vale recordar que Venezuela nacionalizó su industria petrolera a fines de 1975.

La producción venezolana se duplicó prácticamente entre 1944 y 1948, y desde ese momento hasta hoy continuó aumentando a gran ritmo. En la actualidad, Venezuela es uno de los países más importantes a nivel mundial en cuanto a producción y reservas petroleras.

México

Con el muy reciente hallazgo de un yacimiento en la zona de Chicontepec que contendría 139 mil millones de barriles de petróleo, una cifra confirmada por varias empresas internacionales, México parece haber recuperado el papel importante que tiene en la región a nivel energético, que se había opacado en los últimos años debido a la baja en la producción y la inversión. Sin embargo, ante la falta de la tecnología necesaria estos bloques no podrán ser operados hasta dentro de unos años.

En México se conocen afloramientos naturales de petróleo desde la época prehispánica. Sin embargo, el primer pozo fue perforado en 1869, sin encontrar producción. En la década de 1880 se perforaron diferentes pozos someros pero tampoco se halló hidrocarburos, hasta que el 3 de abril de 1904 se concretó el hallazgo en cercanías del Cerro de la Pez, en San Luis Potosí, por parte de la Mexican Petroleum Company of California.

De allí en más se sucedieron los hallazgos en diferentes zonas, muchos de los cuales fueron considerados hitos en la historia del petróleo a nivel mundial, debido a la cantidad de producción obtenida y a las reservas que pudieron comprobarse en ese momento.

El estado decide nacionalizar el recurso y crear Petróleos Mexicanos en 1938, dividiéndose la actividad por zonas y creándose la Zona Noreste, la Zona Norte y la Zona Sur. Empieza la actividad de los técnicos mexicanos y aumenta en gran manera el descubrimiento de nuevos bloques con producción comercial de hidrocarburos, incluso en áreas offshore.

A partir de 1945 se han descubierto 181 campos productores de gas, por ejemplo. Ya sobre 1994, Pemex contaba con 474 campos productores, en 74 de los cuales se concentra el 90% de la producción: 15 en la Región Norte, 40 en la Región Sur y 19 en la Región Marina. Todo esto ha encumbrado a México como uno de los líderes en la materia a nivel latinoamericano.

Brasil

Otro de los países más fuertes a nivel petrolero en Latinomérica es, sin dudas, Brasil. Sobretodo teniendo en cuenta los últimos hallazgos en zonas offshore, que ya hemos desarrollado en otros artículos. La historia del petróleo en Brasil comenzó en 1858, cuando el Marqués de Olinda otorgó a José de Barros Pimentel el derecho de extraer bitumen en terrenos ubicados en las márgenes del Río Marau, en el estado de Bahía.

Pero hubo que esperar hasta 1930 para que se concretaran las primeras perforaciones, en principio sin éxito. La historia cambió con el descubrimiento de petróleo en Lobato, Bahía, en 1939, gracias a la actividad de los pioneros Oscar Cordeiro y Manoel Inácio Bastos, en el marco del Consejo Nacional del Petróleo, creado en 1938.

Sin dudas, el desarrollo petrolero brasileño fue tardío, ya que por ejemplo en Argentina (un país con petróleo, no petrolero, debido a la menor importancia de su producción y reservas) el descubrimiento de hidrocarburos se concretó en 1907. A pesar de esta característica, en relativamente pocos años Brasil pasó de ser un país sin producción propia a lograr su autosuficiencia petrolera y a proyectarse al mundo como un operador de importancia.

En 1953 se creó la compañía Petróleo Brasileño S.A. (Petrobras), que monopolizó las actividades en el ámbito hidrocarburífero. En tanto, en 1968 se comenzó con las actividades de prospección offshore, que años después significarían para Brasil el logro de su autosuficiencia petrolera y la posibilidad de convertirse en uno de los productores más importantes a nivel mundial. Desde 2002 y hasta hoy, Petrobras amplió su área de exploración buscando nuevos objetivos en cuencas offshore, lo que permitió concretar diferentes descubrimientos y ampliar la producción y las reservas brasileñas.